Bulimia nerviosa (BN): diagnóstico y tratamiento

Timothy D. Brewerton, M.D., DLFAPA, FAED, DFAACAP, CEDS-S

Profesor asociado de psiquiatría y ciencias conductuales
Medical University of South Carolina, Charleston

  • Un atracón objetivo no solo se define por la ingesta de una gran cantidad de alimentos en un corto periodo de tiempo, sino también por la sensación subjetiva de pérdida de control al comer.
  • La presencia de comportamientos compensatorios distingue a la bulimia nerviosa del trastorno de atracones.
  • El pilar del tratamiento de la BN son los antidepresivos, especialmente la fluoxetina a dosis altas, por ejemplo, de 60 mg/día a 80 mg/día.
  • Otros fármacos como el topiramato y el ondansetrón han demostrado ser eficaces.

La bulimia nerviosa se caracteriza por episodios recurrentes de atracones. Es cierto que un atracón implica ingerir una cantidad de comida que es definitivamente mayor que la que la mayoría de los individuos comerían en un periodo similar de tiempo. Pero es muy subjetivo y un tanto sentencioso. Lo más importante para que un atracón sea un atracón es la sensación de falta de control. Todos podemos comer en exceso en determinados momentos, como en bufetes de congresos, vacaciones o cumpleaños, pero no tenemos esa pérdida de control que se requiere para que se considere un atracón. Es la sensación de no poder parar de comer, ni de controlar qué y cuánto se come.

Junto con los episodios recurrentes de atracones, realizan comportamientos compensatorios inapropiados y recurrentes, que generalmente son purgas. Ahora bien, la purga significa técnicamente el vómito autoinducido, la utilización incorrecta de laxantes o diuréticos. El uso de píldoras para adelgazar o estimulantes y el ejercicio excesivo también son comportamientos compensatorios, pero técnicamente no son purgas.

La autovaloración desproporcionada depende de la constitución o la silueta corporal. Este trastorno no se produce exclusivamente durante episodios de anorexia nerviosa. Al igual que con la anorexia nerviosa, existen especificadores de remisión parcial y total. El especificador de gravedad se basa en el número de episodios de comportamientos compensatorios por semana, desde uno por semana en los casos leves hasta 14 o más por semana en los casos extremos.

He visto muchos casos de bulimia nerviosa en los que la persona tiene múltiples episodios de atracones y vómitos durante todo el día, todos los días. Usualmente van de un restaurante a otro, parando en los baños para provocarse el vómito. Los clínicos deben sospechar bulimia nerviosa especialmente en mujeres con altos niveles de comorbilidad psiquiátrica, tendencias suicidas y alteraciones electrolíticas.

La historia de los estudios sobre el tratamiento farmacológico se remonta a la década de 1980, cuando se demostró la eficacia de una variedad de antidepresivos, ya sean antidepresivos tricíclicos, antidepresivos inhibidores de la MAO o IRS, como los inhibidores de la recaptación de serotonina, para el tratamiento agudo de la bulimia nerviosa. Pero, la fluoxetina también ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de mantenimiento de la bulimia nerviosa.

A pesar de que el bupropión demostró ser superior en comparación con el placebo, se debe tener en cuenta que el riesgo de crisis convulsivas tónico-clónicas es extremadamente alto y tiene una advertencia contra su uso en trastornos de la conducta alimentaria. Yo les pido encarecidamente no utilizar bupropión en pacientes con trastornos de la conducta alimentaria. Es muy probable que les lleguen pacientes tomando bupropión. Cuando yo los atiendo, reduzco inmediatamente la dosis hasta suspenderlo. Y la razón es la siguiente. Desde una perspectiva médico-legal, no hay justificación alguna para prescribir este fármaco. Si, por ejemplo, le recetan bupropión a uno de sus pacientes, y este presentara una crisis convulsiva mientras conduce, esto sería muy malas noticias para ustedes. Hay muchas opciones de tratamientos eficaces aparte del bupropión.

Se realizó un pequeño estudio con trazodona, pero yo no la recomiendo por sus efectos secundarios, especialmente a dosis elevadas. Existe evidencia para el topiramato, pero tiene una baja tolerancia. Y por último, el antiemético que mencioné anteriormente, el ondansetrón o Zofran. Voy a mostrarles los resultados de estos estudios.

Los puntos clave son: objetivamente un episodio de atracón no se define solo por la ingestión de una gran cantidad de alimentos en un periodo determinado de tiempo, sino también por la sensación subjetiva de pérdida de control para parar de comer. La presencia de comportamientos compensatorios distingue a la bulimia nerviosa del trastorno de atracones (BED).

El pilar del tratamiento de la bulimia nerviosa son los antidepresivos, especialmente la fluoxetina a dosis más altas, de 60 mg a 80 mg al día. Otros fármacos, como el topiramato y el ondansetrón, también han demostrado eficacia.

Referencias

  • American Psychiatric Association. (2013). Feeding and eating disorders. In Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.).
  • Zhu, A. J., & Walsh, B. T. (2002). Pharmacologic treatment of eating disorders. Canadian Journal of Psychiatry. Revue Canadienne de Psychiatrie, 47(3), 227–234.
  • Romano, S. J., Halmi, K. A., Sarkar, N. P., Koke, S. C., & Lee, J. S. (2002). A placebo-controlled study of fluoxetine in continued treatment of bulimia nervosa after successful acute fluoxetine treatment. The American Journal of Psychiatry, 159(1), 96–102.
  • Israël M. (2002). Should some drugs be avoided when treating bulimia nervosa?. Journal of Psychiatry and Neuroscience, 27(6), 457.
  • Hoopes, S. P., Reimherr, F. W., Hedges, D. W., Rosenthal, N. R., Kamin, M., Karim, R., Capece, J. A., & Karvois, D. (2003). Treatment of bulimia nervosa with topiramate in a randomized, double-blind, placebo-controlled trial, part 1: improvement in binge and purge measures. The Journal of Clinical Psychiatry, 64(11), 1335–1341.
  • Faris, P. L., Kim, S. W., Meller, W. H., Goodale, R. L., Oakman, S. A., Hofbauer, R. D., Marshall, A. M., Daughters, R. S., Banerjee-Stevens, D., Eckert, E. D., & Hartman, B. K. (2000). Effect of decreasing afferent vagal activity with ondansetron on symptoms of bulimia nervosa: a randomised, double-blind trial. Lancet, 355(9206), 792–797.

Curso gratuito: Lo esencial de los ISRS

Domine lo esencial de los ISRS con nuestro curso online gratuito.

Fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina, sertralina, citalopram y escitalopram

No enviamos spam. Respetamos su confidencialidad. Powered by ConvertKit

Artículos relacionados:

Programa de actualización 2021 en psicofarmacología clínica

  • Formación y actualizaciones basadas en la evidencia, en español.
  • Un nuevo curso por mes: actualizaciones permanentes.
  • Docentes de Harvard, Yale, Oxford, etc.

Curso gratuito: "ISRS: Lo Esencial"

Aprenda lo esencial de los ISRS con nuestro curso online gratuito.

Recibirá un módulo por semana:

  • Mecanismo de acción de los ISRS
  • Fluoxetina
  • Fluvoxamina
  • Paroxetina
  • Sertralina
  • Citalopram y escitalopram
Fluoxetina9

Programa de actualización en psicofarmacología 2021

  • Acceda a certificación internacional por el ACCME de los EEUU.
  • Clases por docentes de Harvard, Oxford y Universidades de prestigio internacional.
  • Todos los meses recibirá una hora de formación continua.
  • Información exclusiva, no disponible en libros y textos de referencia en español.
laptop-Psicofarmacologia-