Adherencia: herramientas tecnológicas y participación de la familia

Martha Sajatovic, M.D.

Profesora de psiquiatría y neurología
Case Western Reserve University School of Medicine y
University Hospitals of Cleveland, Ohio

  • Los clínicos pueden aprovechar la tecnología para mejorar la adherencia.
  • La tecnología de baja complejidad, como los mensajes de texto, es rápida, sencilla y útil para muchas personas.
  • Es poco probable que el simple monitoreo de la adherencia tenga un efecto a largo plazo.
  • Las aplicaciones pueden ser útiles en personas que se sienten cómodas utilizando las herramientas digitales.
  • Los clínicos deben evaluar las actitudes de los familiares.
  • No debemos asumir que la familia apoyará universal o uniformemente la adherencia a los medicamentos.

En la sección 7, vamos a revisar brevemente la mejora de la adherencia facilitada por la tecnología y también la evidencia sobre la participación de la familia.

La mejora de la adherencia facilitada por la tecnología es cada vez más común. Hay una gran variedad de herramientas y aplicaciones comerciales.

Un estudio realizado hace varios años analizó la mejora de la adherencia facilitada por la tecnología en pacientes con trastorno bipolar y VIH.

Fue ensayo controlado aleatorizado (ECA) de 30 días de duración que comparó la mensajería de texto bidireccional con la intervención con mensajes de texto individualizados para mejorar la adherencia (iTAB por sus siglas en inglés) contra un grupo control activo para mejorar la adherencia a los antirretrovirales y a los psicofármacos.

Hallaron que el iTAB mejoraba la adherencia a los fármacos para el VIH, pero no a los psicofármacos.

La mensajería de texto fue un medio factible y de poco esfuerzo, ya que es una tecnología de baja complejidad.

De hecho, la estamos utilizando en algunas de nuestras investigaciones sobre la adherencia. Es una forma de alta disponibilidad para comunicarse con los pacientes.

Otra investigación fue un estudio observacional de cuatro semanas de duración en dos centros académicos de Estados Unidos. La muestra era pequeña, 12 pacientes con trastorno bipolar y 16 con esquizofrenia. Todos estaban estables con un manejo farmacológico por vía oral.

Se utilizó un sistema inalámbrico que permitía incorporar medidas fisiológicas y confirmar de forma directa la toma de una tableta digital para monitorear la adherencia.

El sistema incluía un sistema digital de retroalimentación de salud con un sensor de toma integrado en el fármaco, que se activaba por el jugo gástrico después de la toma. Y enviaba una señal al sensor portátil que los participantes llevaban en su torso.

Entonces, el sensor del fármaco registraba la fecha y la hora de la toma del fármaco y el sensor portátil monitorizaba la actividad y la frecuencia cardíaca.

El sistema fue bien tolerado. No tuvo un impacto negativo en el estado mental. Pero se debe resaltar que la tasa de adherencia seguía siendo solo del 75 % aproximadamente. Es decir, a pesar de múltiples intervenciones, este sistema funcionaría mejor en grupos seleccionados de pacientes capaces de utilizar esta variedad de componentes.

Hay evidencia adicional sobre la adherencia facilitada por la tecnología. En el caso del trastorno bipolar, Colin Depp y colegas realizaron una prueba piloto de psicoeducación breve a través de teléfonos móviles para mejorar la adherencia y hallaron que es factible y prometedora.

Levin et al. evaluaron una tapa de frasco electrónica más una estrategia de telefonía móvil. Era un sistema de mensajería de texto que evaluaba la adherencia y además enviaba mensajes para fomentar la adherencia. Este también resultó prometedor.

Wenze hizo una prueba piloto con una intervención ecológica momentánea (IEM) de dos semanas de duración para mejorar la adherencia.

Los pacientes completaron dos veces al día evaluaciones sobre los síntomas y factores de riesgo para una mala adherencia mientras realizaban sus rutinas diarias.

Es decir, sus registros fueron bastantes frecuentes. Además, los pacientes recibieron retroalimentación automatizada y semipersonalizada para disminuir los factores de riesgo como el olvido o la preocupación por los efectos secundarios.

Wenze y sus colegas hallaron que la gravedad de la depresión mejoró.

Creo que el mensaje que me gustaría transmitir aquí es que no es suficiente monitorizar la toma de los fármacos.

Ya lo vieron antes con los datos de MEMS que les mostré. Para la elección de una tecnología como una aplicación, el paciente debe estar motivado para usarla. Esto puede ser un reto para las personas con enfermedades mentales graves. La mensajería de texto, aunque sea de baja complejidad, es una estrategia con la que los pacientes se pueden comprometer y utilizar, como lo demuestran los estudios de Depp y Levin.

Y también quiero hablar un poco sobre la participación de la familia. Las investigaciones sugieren que los apoyos sociales pueden ser eficaces. En nuestra investigación en personas con trastorno bipolar, hallamos que el 30 % de los pacientes con trastorno bipolar señalaron que un familiar o un ser querido los ayudó a tomar el fármaco.

Sin embargo, también hallamos que el 45 % de los miembros de la familia u otros seres queridos, incluidos los padres, los hijos y los cónyuges, les aconsejaron a los pacientes que suspendieran el fármaco.

Por lo tanto, el reto para el médico es no asumir automáticamente que los miembros de la familia estarán a favor de la adherencia. Es necesario evaluarlos, al igual que a los pacientes, para ver si son personas que apoyarán al paciente para comprometerse con el tratamiento o no.

Los puntos clave de esta sección son que los clínicos pueden aprovechar la tecnología para mejorar la adherencia.

La tecnología de baja complejidad, como los mensajes de texto, es rápida, sencilla y útil para muchas personas, incluso para las que tienen déficits cognitivos.

Muchas clínicas utilizan mensajes de texto para recordar las citas, pero también podrían utilizarse para otros aspectos del cuidado de la salud. Es improbable que el simple monitoreo de la adherencia tenga un efecto a largo plazo. El efecto Hawthorne suele extinguirse con el tiempo. Las personas vuelven a hacer lo que hacían, y la adherencia vuelve a ser como era previamente para esa persona.

Las aplicaciones pueden ser útiles para personas motivadas que se sienten cómodas utilizando herramientas digitales. Pueden ser bastante útiles para aquellas personas a quienes les gustan estas herramientas tecnológicas. Hay una gran variedad de aplicaciones que se pueden utilizar para manejar la salud de forma holística.

El apoyo de la familia puede ser útil, pero los clínicos deben evaluar las actitudes de los miembros de la familia. No se debe asumir automáticamente que la familia apoyará de forma universal y uniforme una buena adherencia.

Referencias

  • Moore, D. J., Montoya, J. L., Blackstone, K., Rooney, A., Gouaux, B., Georges, S., Depp, C. A., Atkinson, J. H., & TMARC Group, T. (2013). Preliminary evidence for feasibility, use, and acceptability of individualized texting for adherence building for antiretroviral adherence and substance use assessment among HIV-infected methamphetamine users. AIDS Research and Treatment, 2013, 1-11. 
  • Kane, J. M., Perlis, R. H., DiCarlo, L. A., Au-Yeung, K., Duong, J., & Petrides, G. (2013). First experience with a wireless system incorporating physiologic assessments and direct confirmation of digital tablet ingestions in ambulatory patients with schizophrenia or bipolar disorder. The Journal of Clinical Psychiatry, 74(6), e533–e540.
  • Depp, C. A., Ceglowski, J., Wang, V. C., Yaghouti, F., Mausbach, B. T., Thompson, W. K., & Granholm, E. L. (2015). Augmenting psychoeducation with a mobile intervention for bipolar disorder: A randomized controlled trial. Journal of Affective Disorders, 174, 23-30. 
  • Levin, J. B., Sajatovic, M., Rahman, M., Aebi, M. E., Tatsuoka, C., Depp, C., Cushman, C., Johnston, E., Cassidy, K. A., Blixen, C., Eskew, L., Klein, P. J., Fuentes-Casiano, E., & Moore, D. J. (2019). Outcomes of Psychoeducation and a text messaging adherence intervention among individuals with hypertension and bipolar disorder. Psychiatric Services, 70(7), 608-612.
  • Wenze, S. J., Armey, M. F., & Miller, I. W. (2014). Feasibility and acceptability of a mobile intervention to improve treatment adherence in bipolar disorder. Behavior Modification, 38(4), 497-515.
  • Sajatovic, M., West, J. A., Cassidy, K. A., Meyer, W. J., Lamkin, N., Calabrese, J. R., & Jenkins, J. H. (2009). Subjective aspects of medication treatment and medication adherence among individuals with bipolar disorder. New Research in Mental Health, 18, 24-329.

Curso gratuito: Lo esencial de los ISRS

Domine lo esencial de los ISRS con nuestro curso online gratuito.

Fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina, sertralina, citalopram y escitalopram

No enviamos spam. Respetamos su confidencialidad. Powered by ConvertKit

Artículos relacionados:

Programa de actualización 2021 en psicofarmacología clínica

  • Formación y actualizaciones basadas en la evidencia, en español.
  • Un nuevo curso por mes: actualizaciones permanentes.
  • Docentes de Harvard, Yale, Oxford, etc.

Curso gratuito: "ISRS: Lo Esencial"

Aprenda lo esencial de los ISRS con nuestro curso online gratuito.

Recibirá un módulo por semana:

  • Mecanismo de acción de los ISRS
  • Fluoxetina
  • Fluvoxamina
  • Paroxetina
  • Sertralina
  • Citalopram y escitalopram
Fluoxetina9

Programa de actualización en psicofarmacología 2021

  • Acceda a certificación internacional por el ACCME de los EEUU.
  • Clases por docentes de Harvard, Oxford y Universidades de prestigio internacional.
  • Todos los meses recibirá una hora de formación continua.
  • Información exclusiva, no disponible en libros y textos de referencia en español.
laptop-Psicofarmacologia-