Terapias de reemplazo de estimulantes para el trastorno por consumo de metanfetamina y anfetamina

Andrew J. Saxon, M.D.

Psiquiatra especialista en adicciones y profesor,
Department of Psychiatry and Behavioral Sciences,
University of Washington School of Medicine;
Director, Center of Excellence in Substance Addiction Treatment and Education (CESATE),
VA Puget Sound Healthcare System, Seattle, WA

  • Las anfetaminas como terapia de reemplazo para el trastorno por consumo de metanfetamina no muestran beneficios.
  • El metilfenidato muestra efectos positivos, sobre todo para pacientes que tienen TDAH subyacente.
  • Es necesario evaluar el uso de metilfenidato con estudios más amplios antes de que pueda considerarse como un fármaco de primera elección para el trastorno por consumo de metanfetamina.

A continuación, vamos a hablar sobre las terapias de reemplazo para tratar el trastorno por consumo de metanfetamina y anfetamina.

Se realizaron varios estudios que analizaron esta opción. El resultado, para casi todos los estudios de los que hablaremos, es el porcentaje de muestras de orina positivas para metanfetamina o cocaína. En este caso, los pacientes fueron tratados con dexanfetamina 60 mg/día comparados con aquellos que fueron tratados con placebo, contándose con 30 pacientes por cada condición. Lo que se puede observar luego de ocho semanas de estudio, es que realmente no hay diferencia en el consumo de metanfetamina.

Por lo tanto, la idea del remplazo de anfetaminas para tratar el trastorno por consumo de metanfetamina no parece tener gran valor.

Me gustaría detenerme un momento para poder hablar sobre el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

En este estudio se analizó detalladamente a 51 pacientes que tenían trastorno por consumo de metanfetamina. A todos se les administró un instrumento llamado Wender-Utah Rating Scale, que fue diseñado para detectar TDAH, el cual contiene preguntas sobre conductas de la infancia. Se puede visualizar que el 70 % de ellos dieron positivo para TDAH. Ahora bien, esto no confirma con certeza el diagnóstico de TDAH, pero lo hace muy probable.

Por lo tanto, los pacientes que dieron positivo en las pruebas para TDAH, tuvieron tasas mucho más altas de consumo de metanfetamina en los 30 días previos.

Sabemos que estos dos trastornos se presentan juntos y pueden influenciarse mutuamente. Esto es importante debido a la posibilidad de utilizar el tratamiento con estimulantes para el trastorno por consumo de estimulantes.

Este estudio sobre el trastorno por consumo de anfetamina comparó el aripiprazol con el metilfenidato.

El metilfenidato es un fármaco estimulante indicado para el tratamiento del TDAH que actúa principalmente de forma similar a la cocaína.

Se compararon estos dos fármacos con placebo. Los pacientes fueron tratados durante 20 semanas. La dosis de aripiprazol fue de 15 mg/día, y se utilizó metilfenidato de liberación prolongada, que se tituló hasta 54 mg/día.

En esta tabla se observa el resultado, expresado como el porcentaje de exámenes toxicológicos de orina que fueron positivos para las anfetaminas. Se puede visualizar que para el placebo fue del 82 %, mientras que para el aripiprazol fue aún peor, el 90 % fue positivo, lo cual fue una diferencia significativa con respecto al placebo. Por lo tanto, el aripiprazol no solo no es eficaz, sino que puede empeorar a los pacientes. Por otro lado, el metilfenidato superó al placebo.

Por lo tanto, existe una señal de que tratar el trastorno por consumo de anfetamina con metilfenidato, que tiene un mecanismo de acción ligeramente diferente, puede ser algo beneficioso.

Este estudio volvió a analizar el metilfenidato. En este caso, se trataba de pacientes que tenían un trastorno por déficit de atención con hiperactividad y un trastorno por consumo de anfetamina concomitantes.

En este estudio, usaron dosis mucho más altas que las utilizadas en el estudio que acabamos de presentar. Se utilizó metilfenidato de liberación osmótica en dosis de 96 mg/día a 180 mg/día. Para cada condición habían 27 pacientes.

En el eje Y se puede visualizar la proporción de exámenes toxicológicos de orina que dieron negativo para anfetaminas durante el estudio de 24 semanas. Se observó que el grupo tratado con metilfenidato duplicó la proporción con respecto al grupo que estaba recibiendo placebo. Por lo tanto, el metilfenidato en dosis altas comienza a verse como algo realmente útil.

Aquí hay otro estudio sobre el trastorno por consumo de metanfetamina y el metilfenidato, en el que no se analizó si los pacientes tenían trastorno por déficit de atención con hiperactividad o no. Contaban con 28 pacientes para cada condición. En este caso también utilizaron dosis de 54 mg/día.

En esta diapositiva se puede observar el porcentaje de exámenes toxicológicos de orina que dieron positivos. Las barras negras representan el grupo de metilfenidato y las grises el grupo placebo. Se puede observar que inicialmente no hubo mucha diferencia, pero a medida que pasaba el tiempo, los pacientes tratados con metilfenidato en promedio presentaban un porcentaje más bajo de exámenes toxicológicos de orina positivos.

Por lo tanto, contamos con suficiente evidencia para sugerir que el metilfenidato puede ser un tratamiento muy útil para el trastorno por consumo de metanfetamina. Necesitaremos ensayos aleatorizados más amplios, multicéntricos y realmente bien realizados para confirmar esto porque, como verán, estos estudios son pequeños.

Sin embargo, mientras tanto si nada más funciona, puede considerarse como un tratamiento sin indicación aprobada.

Por lo tanto, las anfetaminas como terapia de reemplazo para el trastorno por consumo de metanfetamina no muestran grandes beneficios.

Por el contrario, el metilfenidato sí muestra una señal positiva, en cierta medida, para los pacientes que no tienen TDAH pero, sobre todo, para aquellos que sí tienen TDAH subyacente que, por supuesto, es frecuente en esta población.

Es necesario analizar el metilfenidato con mayor profundidad a través de estudios mucho más amplios antes de que pueda considerarse como el fármaco de primera elección para el trastorno por consumo de metanfetamina aunque, sin duda, es algo prometedor.

Referencias

  • Galloway, G. P., Buscemi, R., Coyle, J. R., Flower, K., Siegrist, J. D., Fiske, L. A., Baggott, M. J., Li, L., Polcin, D., Chen, C. Y., & Mendelson, J. (2010). A randomized, placebo-controlled trial of sustained-release dextroamphetamine for treatment of methamphetamine addiction. Clinical Pharmacology & Therapeutics, 89(2), 276-282. 
  • Jaffe, C., Bush, K. R., Straits-Troster, K., Meredith, C., Romwall, L., Rosenbaum, G., Cherrier, M., & Saxon, A. J. (2005). A comparison of methamphetamine-dependent inpatients with and without childhood attention deficit hyperactivity disorder symptomatology. Journal of Addictive Diseases, 24(3), 133-152.
  • Tiihonen, J., Kuoppasalmi, K., Föhr, J., Tuomola, P., Kuikanmäki, O., Vorma, H., Sokero, P., Haukka, J., & Meririnne, E. (2007). A comparison of aripiprazole, methylphenidate, and placebo for amphetamine dependence. American Journal of Psychiatry, 164(1), 160-162.
  • Konstenius, M., Jayaram‐Lindström, N., Guterstam, J., Beck, O., Philips, B., & Franck, J. (2013). Methylphenidate for attention deficit hyperactivity disorder and drug relapse in criminal offenders with substance dependence: A 24‐week randomized placebo‐controlled trial. Addiction, 109(3), 440-449.
  • Rezaei, F., Emami, M., Zahed, S., Morabbi, M., Farahzadi, M., & Akhondzadeh, S. (2015). Sustained-release methylphenidate in methamphetamine dependence treatment: A double-blind and placebo-controlled trial. DARU Journal of Pharmaceutical Sciences, 23(1).

Curso gratuito: Lo esencial de los ISRS

Domine lo esencial de los ISRS con nuestro curso online gratuito.

Fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina, sertralina, citalopram y escitalopram

No enviamos spam. Respetamos su confidencialidad. Powered by ConvertKit

Artículos relacionados:

Programa de actualización 2022 en psicofarmacología clínica

  • Formación y actualizaciones basadas en la evidencia, en español.
  • Un nuevo curso por mes: actualizaciones permanentes.
  • Docentes de Harvard, Yale, Oxford, etc.

Curso gratuito: "ISRS: Lo Esencial"

Aprenda lo esencial de los ISRS con nuestro curso online gratuito.

Recibirá un módulo por semana:

  • Mecanismo de acción de los ISRS
  • Fluoxetina
  • Fluvoxamina
  • Paroxetina
  • Sertralina
  • Citalopram y escitalopram
Fluoxetina9

Programa de actualización en psicofarmacología 2021

  • Acceda a certificación internacional por el ACCME de los EEUU.
  • Clases por docentes de Harvard, Oxford y Universidades de prestigio internacional.
  • Todos los meses recibirá una hora de formación continua.
  • Información exclusiva, no disponible en libros y textos de referencia en español.
laptop-Psicofarmacologia-