Cannabinoides y los riesgos para los pacientes

Diana Martinez, M.D.

Department of Psychiatry   
Columbia University Medical Center

  • No subestimar los riesgos del cannabis, como la intoxicación y los accidentes.
  • En pacientes con enfermedades cardíacas, fumar cannabis puede tener un riesgo significativo, como el de un ataque cardíaco.
  • Los síntomas cardíacos deben considerarse seriamente.
  • El vapeo de productos en cigarrillos electrónicos lleva al riesgo de desarrollar un trastorno pulmonar grave.

Séptimo video: cannabinoides y los riesgos para los pacientes.

A continuación, analizaré los riesgos para los pacientes debido al uso de cannabinoides, comenzando con el THC.

Existe un riesgo de caídas con el uso de THC, especialmente en pacientes enfermos. También existe la posibilidad de una interacción farmacológica entre el THC y algunos de estos fármacos, como la warfarina, el clopidogrel, algunos antiepilépticos, los antifúngicos y algunos antibióticos. Existe siempre un riesgo de sobredosis involuntaria en los niños o en el paciente debido al uso de THC. Se debe tener precaución al usar THC en pacientes con una enfermedad cardiovascular debido a que existe el riesgo de infarto de miocardio, sobre lo que hablaré más adelante en este video.

Los efectos adversos más comunes del uso de THC incluyen mareos, intoxicación, somnolencia y, también, puede provocar ansiedad y paranoia.

El uso de dosis altas de CBD presentan menos riesgos para los pacientes.

Existe un riesgo de que se produzca una lesión hepática o de que se eleven las pruebas de la función hepática (LFT, por sus siglas en inglés), aunque esto solo se observa en dosis muy altas, como 20 mg/kg, que se administraron a los niños en el estudio sobre epilepsia.

Es importante tener en cuenta que existe el riesgo de interacciones farmacológicas, especialmente con antiepilépticos y posiblemente con warfarina.

Otros posibles efectos adversos del CBD incluyen la sedación, la pérdida del apetito y las alteraciones gastrointestinales, pero esto suele ocurrir cuando las dosis son altas.

Respecto al consumo de cannabis, ya sea con fines médicos o recreativos, es importante conocer estos riesgos.

El primer riesgo es el de un accidente. Existe un mayor riesgo de accidentes debido a que la intoxicación aguda afecta la toma de decisiones y la coordinación física. Es importante comprender que esto no se limita a los accidentes de tránsito, ya que otros tipos de actividades como nadar o andar en bicicleta también pueden ser peligrosos bajo los efectos de una intoxicación aguda.

Respecto a la sobredosis, es poco probable que el cannabis, por si solo, cause una sobredosis letal.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que mezclar cannabis con otras sustancias puede llevar a una sobredosis letal.

Aunque el cannabis no suele causar una sobredosis, puede provocar una intoxicación con síntomas como ansiedad, paranoia, taquicardia, ataxia, vómitos e hipotensión.

Es importante tener en cuenta que cuando el THC se fuma o se vapea, tiene un efecto pico en unos 15 minutos.

Sin embargo, los productos de cannabis por vía oral no alcanzan su pico hasta dentro de las dos horas. Esto lleva a que las personas suelan pensar que no pasa nada y continúen consumiendo, lo que puede provocar una intoxicación inesperada horas después de haber consumido.

Un estudio de Canadá demostró un aumento de las consultas al servicio de urgencias debido al consumo de cannabis. Este estudio demostró que los motivos de esas consultas fueron: el 23 % por hiperémesis, el 32 % por síntomas de trastornos cognitivos y el 71 % por problemas cardíacos.

Por lo tanto, esto nos lleva a un tema importante que es el cannabis y el riesgo cardiovascular.

Se sabe que el THC aumenta la frecuencia cardíaca, dilata los vasos sanguíneos y que estos efectos pueden hacer que el corazón necesite trabajar más.

La evidencia también demuestra que fumar cannabis está asociado con un aumento del riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Hasta el momento, la evidencia se ha centrado en el cannabis fumado y no sabemos si este riesgo se aplica a las preparaciones de THC por vía oral. La evidencia muestra que este riesgo es mayor dentro de los 60 minutos después de fumar cannabis. Es probable que este riesgo sea mayor en personas que tienen antecedentes de enfermedad cardíaca. Sin embargo, algunos estudios muestran un mayor riesgo de ataque cardíaco en personas jóvenes sanas.

A continuación, hablaré sobre el cannabis y la salud respiratoria.

Fumar cannabis de manera regular se asocia con tos crónica y producción de flema. Estos síntomas generalmente se resuelven cuando se deja de fumar.

Hasta el momento, la evidencia sugiere que el cannabis no está asociado con el cáncer de pulmón, a menos que se mezcle con tabaco, lo cual es una práctica común.

Se necesitan más investigaciones para determinar el impacto de fumar cannabis en la EPOC.

Es importante tener en cuenta que una enfermedad pulmonar grave llamada EVALI, que significa lesión pulmonar asociada al vapeo de cigarrillos electrónicos, se asocia con el vapeo de THC. Hasta el momento, se han registrado casi 3.000 casos y 68 muertes.

La mayoría de los pacientes con este trastorno, aunque no todos, informó el vapeo de productos con THC. Algunos pacientes con EVALI vapearon solo nicotina y el 17 % de los pacientes informaron vapear solo CBD. Estos casos se registraron en una amplia variedad de pacientes de entre 14 y 75 años. Actualmente se cree que la EVALI es causada por un contaminante llamado acetato de vitamina E.

A continuación expondré los puntos clave.

Es fundamental no subestimar los riesgos del cannabis a pesar de su consumo generalizado. Estos riesgos incluyen la intoxicación y los accidentes.

En pacientes con enfermedades cardíacas, fumar cannabis puede tener un riesgo significativo. En pacientes con enfermedades cardíacas, también existe riesgo de tener un ataque cardíaco, especialmente dentro de los 60 minutos después de fumar.

Los síntomas cardíacos deben considerarse seriamente.

El vapeo de productos en cigarrillos electrónicos lleva al riesgo de desarrollar un trastorno pulmonar grave.

Referencias

  • National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine, Health and Medicine Division, Board on Population Health and Public Health Practice, & Committee on the Health Effects of Marijuana: An Evidence Review and Research Agenda. (2017). The Health Effects of Cannabis and Cannabinoids: The Current State of Evidence and Recommendations for Research. National Academies Press (US).
  • Wong, S. S., & Wilens, T. E. (2017). Medical cannabinoids in children and adolescents: A systematic review. Pediatrics, 140(5).
  • Grotenhermen, F. (2003). Pharmacokinetics and pharmacodynamics of cannabinoids. Clinical Pharmacokinetics, 42(4), 327-360.
  • Monte, A. A., Shelton, S. K., Mills, E., Saben, J., Hopkinson, A., Sonn, B., Devivo, M., Chang, T., Fox, J., Brevik, C., Williamson, K., & Abbott, D. (2019). Acute illness associated with cannabis use, by route of exposure. Annals of Internal Medicine, 170(8), 531.
  • Harvard Health. (2019, June). Marijuana and heart health: What you need to know. https://www.health.harvard.edu/heart-health/marijuana-and-heart-health-what-you-need-to-know
  • Chami, T., & Kim, C. H. (2019). Cannabis abuse and elevated risk of myocardial infarction in the young: A population-based study. Mayo Clinic Proceedings, 94(8), 1647-1649.
  • National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine, Health and Medicine Division, Board on Population Health and Public Health Practice, & Committee on the Health Effects of Marijuana: An Evidence Review and Research Agenda. (2017). The Health Effects of Cannabis and Cannabinoids: The Current State of Evidence and Recommendations for Research. National Academies Press (US).
  • Centers for Disease Control and Prevention. (2020, November). Outbreak of Lung Injury Associated with the Use of E-Cigarette, or Vaping, Products. https://www.cdc.gov/tobacco/basic_information/e-cigarettes/severe-lung-disease.html

Curso gratuito: Lo esencial de los ISRS

Domine lo esencial de los ISRS con nuestro curso online gratuito.

Fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina, sertralina, citalopram y escitalopram

No enviamos spam. Respetamos su confidencialidad. Powered by ConvertKit

Artículos relacionados:

Programa de actualización 2022 en psicofarmacología clínica

  • Formación y actualizaciones basadas en la evidencia, en español.
  • Un nuevo curso por mes: actualizaciones permanentes.
  • Docentes de Harvard, Yale, Oxford, etc.

Curso gratuito: "ISRS: Lo Esencial"

Aprenda lo esencial de los ISRS con nuestro curso online gratuito.

Recibirá un módulo por semana:

  • Mecanismo de acción de los ISRS
  • Fluoxetina
  • Fluvoxamina
  • Paroxetina
  • Sertralina
  • Citalopram y escitalopram
Fluoxetina9

Programa de actualización en psicofarmacología 2021

  • Acceda a certificación internacional por el ACCME de los EEUU.
  • Clases por docentes de Harvard, Oxford y Universidades de prestigio internacional.
  • Todos los meses recibirá una hora de formación continua.
  • Información exclusiva, no disponible en libros y textos de referencia en español.
laptop-Psicofarmacologia-